Ya sea estés pensando en crear una historieta, una novela gráfica o un manga, debes saber que los personajes son claves para conectar con el público. Son quienes le dan vida a esa historia que deseas transmitir, por lo que cada detalle tiene que estar muy bien pensado.

 

Los personajes en historieta o novela gráfica

Antes de comenzar a crear tu personaje de historieta es importante que tengas un borrador de la historia que deseas contar. Una vez decidido el tema de la trama y que visualices la estructura narrativa podrás comenzar a definir las características del protagonista, oponente y demás participantes del relato.

Es muy importante que haya una coherencia entre todos los componentes, y en especial, de los personajes con su entorno. Por lo tanto, es necesario pensar en la ambientación y la personalidad de tu protagonista. A partir de esta primera decisión, se crean los rasgos distintivos, la vestimenta, la fisonomía, las expresiones, etc. Luego, será más sencillo determinar el resto.

Siempre el personaje principal necesita tener algo especial, que lo diferencie del resto, que lo convierta en un ser único. Es el que captará la mayor atención de los lectores e, incluso, el que generará identificación y ¿por qué no? seguidores que le rindan culto como algunas famosas trilogías inolvidables que encontramos en el rubro.

 

 

El diseño del personaje en la novela gráfica

Uno de los puntos básicos antes de iniciar con el diseño es el tipo de historia o el género que se trabajará. No es igual un personaje de humor que uno de ficción o de misterio. No solo hay que pensar cómo será físicamente sino también la manera que se vincula con el resto.

Es la hora de comenzar a hacer los primeros bocetos de tu personaje. Si es la primera vez, recuerda que necesitarás dibujarlo en mucha viñetas, además con diferentes expresiones y posiciones, por lo que se recomienda comenzar con un diseño sencillo. Tendrás tiempo de perfeccionar sus personajes cuando sientas más confianza y seguridad creando novelas gráficas.

Opciones para dibujar tus personajes

Una opción es la forma tradicional, con lápiz y papel. Es fundamental elegir los materiales de calidad y con los cuales sientas comodidad al usarlos. Comenzar con un trazo suave hasta encontrar el estilo que tienes en mente. Como sugerencia, haz varios bocetos y luego elige el que mejor se adecue a la historia. Luego definirás los colores que caracterizarán al mismo.

La segunda opción es elegir una herramienta tecnológica para crear tus diseños. Existen muchas y variadas, en las que puedes dibujar a mano alzada o utilizando plantillas predefinidas. Te sorprenderá descubrir todo lo que eres capaz de realizar con un poco de ingenio.

Consejos para crear tu personaje

  • Anota los rasgos distintivos de su personalidad
  • Piensa en la vestimenta que utilizará, esto te será de ayuda para definir su fisonomía
  • Escribe las características típicas de su rostro
  • Juega con su cuerpo y rostro hasta encontrar ese detalle que lo convierte en especial: una forma, una cicatriz, una mancha, un gesto, etc.
  • Imagina lo que necesita transmitir y practica varias veces las expresiones para cumplir este objetivo

 

Con la práctica comenzarás a perfeccionar los detalles, eliminar lo que no es tan funcional a la historia o dificulta tu tarea. Es momento que comiences con tu primer personaje.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies